Invenciones Visiones Ficciones

Texto de los catálogos de la exposición INVENCIONES, VISIONES, FICCIONES. UNA MUESTRA DE ARQUITECTURA ACTUAL EN GUADALAJARA. Museo de Arte Raúl Anguiano. Del 24 de noviembre 2007 al 10 de febrero 2008. Y durante la exposición GUADALAJARA, MEXIKÓ. ÉPÍTÉSZETE. ARQUITECTURA DE GUADALAJARA. MÉXICO. Kéves Studio Galería. Mayo-Junio 2007 Budapest, Hungría.

Por: Álvaro Morales

descargar Descargar texto

INVENCIONES:
Existencias Objetos Escenarios Presencias Apariciones Manifestaciones Materialidades Confirmaciones Evidencias Testimonios Certezas Ensayos.
Proyectos realizados, construidos, vivos y que en mucho se parecen a la propuesta presentada por los  arquitectos.

VISIONES:
Sueños Ilusiones Conjeturas Simulaciones Intentos Afanes Empeños Atisbos Aspiraciones Deseos Suposiciones Figuraciones
Proyectos en proceso de construcción o con algunas posibilidades de realizarse.

FICCIONES:
Artificios Inexistencias Intentos Fracasos Espejismos Quebrantos Naufragios Reveses Evaporaciones Desengaños Frustraciones Melancolías Desencantos
Proyectos queridos que se conservan en la memoria real y virtual de sus creadores pero que ya nunca serán.  

TRADICIÓN/CONTRADICCIÓN  ÷  RUPTURA/APERTURA
UNA MUESTRA DE ARQUITECTURA ACTUAL EN GUADALAJARA.

Las generaciones de arquitectos nacidos después del año 60, aún siendo algunos alumnos de Ignacio Díaz Morales y sus seguidores, han roto con la producción íntimamente ligada a la llamada “escuela tapatía de arquitectura”.

Coherentes con sus propias historias, sus obras se abren mas a un mundo abierto.

En todo caso sus búsquedas y propuestas son más cercanas a las dinámicas y posturas del “internacionalismo” que a la serenidad resguardada de los patios y arcadas.

Siguiendo a Octavio Paz, se han afianzado en la tradición de la ruptura.

Los mas veteranos de este grupo tienen entre sus primeras obras claras referencias al ineludible Luis Barragán, pero resulta cierto que hoy en día son otras sus apuestas, que han roto con esa línea; por hartazgo, por cansancio, por saturación, por rebeldía en el mejor de los casos, o simplemente por ser mas congruentes con sus propias influencias, por sus viajes y lecturas; por lo que a sus sentidos mas conmueve.

Villagran ubicaba el sentido de la arquitectura por medio de dos coordenadas, la del tiempo histórico y la del espacio geográfico y quizá sea el movimiento entre estos puntos otra de las características definitorias de las diferentes generaciones.

Los herederos de Díaz Morales  y sus afanes quedan mas cercanos a su relación con la tierra, con las raíces y la tradición.

Los que nos ocupan se acercan mas a su ahora, son hijos de su tiempo, identificados con su lugar, pero claramente atados al nacimiento de un nuevo siglo que les apasiona y conmueve.

Los arquitectos que participan en esta muestra se identifican en sus amores y en sus odios, en sus íconos y en sus rechazos, son mexicanos, son tapatíos, pero no duermen envueltos en el lábaro patrio, no les mueve recuperar el olor de una Guadalajara ya perdida para siempre, ni extrañan en suelo extranjero las jericallas.

Son más hijos de la ciudad cantada por Julio Haro que la que huele a tierra mojada. La urbe enloquecedora de Ricardo Castillo, la mala madre de Raúl Bañuelos, la caótica, la incongruente, la injusta, la que vuela por los aires mostrando sus entrañas en el descuido de la negligencia y la estupidez. La ciudad que saben suya, pero a la que quieren cambiar, sacarla de la modorra y la mochería, de su clasismo y su inmovilidad.

No reniegan de sus mentores, ni de sus cercanías con los vivos y con los ya fallecidos maestros, creen hacerles los honores haciendo precisamente lo que están haciendo, dando el paso que están dando, rescatando la pasión que les animaba, atizando el espíritu que ellos encendieron, luchando las mismas luchas pero con diferentes argumentos, optando por sus propias banderas.

La tecnología computacional como el instrumento para la elaboración de los proyectos ha sido otro ámbito de ruptura con generaciones precedentes, ha permitido desarrollar y expresar las ideas de una manera inédita.

De tal forma la línea argumental que implícitamente estructura esta muestra se basa en la dinámica concepto-proceso, en la afinidad de lógicas creativas, en lo que está detrás y sustenta una propuesta, así se pretende resaltar que la unidad en los proyectos está dada por la manera en que se conceptualiza y se trabaja, por las búsquedas y los encuentros, mas allá de las formas y los materiales.

Esta apuesta resulta sin duda mas compleja, pero esa complejidad es también esencia y base de cómo se conciben y se trabajan los proyectos a mostrar, es esa complejidad la riqueza que buscamos exaltar, los múltiples sentidos, las múltiples visiones, la diversidad de ideas y motivos.

Por todo lo anterior es que en esta muestra sólo se presentan obras proyectadas o ejecutadas en el presente siglo, obras concebidas en la vorágine de una nueva época marcada por la incertidumbre y la confusión, pero también por la esperanza y alegría de dejar atrás un siglo que tanto dolió.

De igual manera se muestran colaboraciones que entre algunos de los expositores han realizado entre si, entendiéndolas como lógicas que se encuentran en un momento arquitectónico específico, como el intento por involucionar procesos y debatir concepciones, percepciones, significados, intuiciones e ideas.